Archivos de la Etiqueta: rendimientos

Empieza 2015 con menos retenciones y más dinero disponible

Con motivo de la recientemente aprobada reforma fiscal y su entrada en vigor a partir del 1 de Enero de 2015, se han producido cambios en los tipos de retención de IRPF a aplicar.

Exclusivamente para el año 2015 serán

1. Rendimientos de actividades económicas

- Para rendimientos de actividades profesionales 19%.
- Para los rendimientos de profesionales en el año de inicio y en los dos siguientes 9%.
- Cuando el volumen de rendimientos íntegros de actividades económicas sea inferior a 15.000€ en el ejercicio anterior y represente más del 75% de la suma de los rendimientos económicos y de trabajo 15%.

2. Cursos,conferencias, charlas y coloquios o derivados de la elaboración de obras científicas 19%.

3. Rendimientos de capital mobiliario 20%.

4. Rendimientos de capital inmobiliario 20%.

5. Administradores y miembros de consejos de administración, 37% de forma general. Cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de cifra de negocios inferior a 100.000€ se aplicará retención del 20%.

A partir de 2016 serán
1. Rendimientos de actividades económicas

- Para rendimientos de actividades profesionales 18%.
- Para los rendimientos de profesionales en el año de inicio y en los dos siguientes 9%.
- Cuando el volumen de rendimientos íntegros de actividades económicas sea inferior a 15.000€ en el ejercicio anterior y represente más del 75% de la suma de los rendimientos económicos y de trabajo 15%.

2. Cursos,conferencias, charlas y coloquios o derivados de la elaboración de obras científicas 18%.

3. Rendimientos de capital mobiliario 19%.

4. Rendimientos de capital inmobiliario 19%.

5. Administradores y miembros de consejos de administración, 35% de forma general. Cuando los rendimientos procedan de entidades con un importe neto de cifra de negocios inferior a 100.000€ se aplicará retención del 19%.

Novedades fiscales 2013 para empresas de nueva creación y nuevos autónomos.

Entre las medidas de apoyo al emprendedor aprobadas en el Decreto-Ley 4/2013 se recogen ventajas fiscales importantes en cuanto al tipo impositivo de Sociedades y reducción del rendimiento neto en IRPF.

1. Empresas de nueva creación (Impuesto sobre Sociedades)

Las empresas que hayan iniciado su actividad empresarial a partir del 1 de Enero de 2013, se podrán beneficiar de la aplicación de un tipo de gravamen reducido en el primer periodo impositivo en que su base imponible resulte positiva y en el siguiente.

-Tipo impositivo aplicable para la base imponible hasta 300.000 euros, al tipo del 15%.
-Tipo impositivo aplicable para la parte de la base imponible que exceda de los 300.000 euros el 20%.

No será de aplicación el tipo reducido en los siguientes casos:

a) Cuando la actividad  hubiera sido ejercida por personas o entidades vinculadas en el sentido del artículo 16 TRLIS (cunyuge, familiares hasta tercer grado…), y transmitida, por cualquier otro título jurídico a la entidad de nueva creación.

b) Cuando la actividad económica hubiera sido ejercida, durante el año anterior a la constitución de la entidad, por una persona física que ostente una participación directo o indirecta, en el capital o en los fondos propios de la entidad de nueva creación superior al 50%.

c) No tendrán la consideración de entidades de nueva creación aquellas que formen parte de un grupo según el art. 42 del Código de Comercio.

2. Nuevos autónomos (Ventajas en el Impuesto sobre la renta de las personas físicas).

Se establece una reducción del 20% del rendimiento neto (beneficio) en caso de inicio de actividades económicas desde el 1 de Enero de 2013, en estimación directa, que podrán aplicarse en el primer periodo en que el rendimiento sea positivo y en el siguiente.

Podrán beneficiarse de esta reducción los contribuyentes que:

-Determinen su rendimiento por el método de estimación directa, (empresarios individuales y profesionales que no estén en el régimen de módulos).

-Hayan iniciado su actividad a partir del 1 de Enero de 2013.

-No debe haber ejercido ninguna otra actividad empresarial en el año anterior a la fecha de inicio de actividad.

ACLARACIONES

En este último punto se entiende que no se ha realizado actividad económica anteriormente cuando a pesar de haber desarrollado actividad económica, esta nunca hubiera generado rendimientos netos positivos.

Ejemplo 1. Un autónomo inicia una actividad de fontanería y en 2012  obtiene un rendimiento negativo o cero y en 2013 inicia una actividad de reparaciones y conservación, este podrá acogerse a la reducción de rendimiento neto. No se considera a estos efectos la actividad de 2012 como iniciada.

Ejemplo 2: Un autónomo inicia una actividad de fontanería y en 2012  obtiene un rendimiento positivo y en 2013 inicia una actividad de reparaciones y conservación, este no podrá acogerse a la reducción de rendimiento neto porque se considera que ya venía desarrollando actividad empresarial.

En los casos en que a partir de 1 de Enero de 2013, se inicie una actividad que de derecho a esta reducción y posteriormente se inicie otra, sin haber cesado en la anterior, la reducción se empezará a aplicar en el periodo impositivo en el que la suma de los rendimientos netos positivos de ambas actividades sea positiva.

La cuantía máxima de rendimientos netos sobre los que se puede aplicar esta reducción es de 100.000€.

No podrá aplicarse esta reducción cuando más del 50% de los ingresos procedan de una persona o entidad de la que el contribuyente hubiese obtenido rendimientos del trabajo (haya trabajado para esa empresa) en el año anterior a la fecha de inicio de actividad económica.